Psic. Sandra Bermejo

PSIC. SANDRA BERMEJO GARCÍA

Psicóloga, Atención Sanitaria, Escritora, Madrid, España



PSICÓLOGA Y EDUCADORA


Psicóloga, traficante de delirios, brújula o veleta. Inmersa en el maravilloso mundo de la mente con especial interés en los trastornos psicóticos, ámbito en el que todavía queda mucho por descubrir y al que me encantaría aportar mi granito de arena.


Enamorada del arte en la mayoría de sus vertientes y del uso terapéutico que podemos darle, desde la música hasta la pintura, pasando por la poesía y la literatura, el cine, la danza, e incluso la fotografía. Son las perfectas herramientas si sabemos cómo utilizarlas. Y es precisamente este, uno de los caminos por los que quiero seguir con mi formación.


Existen formas de terapia muy potentes en las que apenas se utilizan las palabras que pueden ser una muy buena alternativa para aquellos que tienen más dificultades para expresarse verbalmente o también resultar muy útiles como complemento a la terapia convencional.


Espero que te resulte interesante porque en torno a esto van a girar todos mis artículos: la psicología y el arte. Mi objetivo es llegar hasta a ti como lector a través de dos de mis pasiones, dándote sencillas claves para que, si a ti también te gustan algunas de las diferentes artes, puedas disfrutar mientras te beneficias de sus efectos terapéuticos.


¿Qué más te puedo decir? Creo que la vida está hecha para vivirla y para soñarla, no para quedarte mirando cómo pasa, que podemos reinventarnos cada día y que con una sonrisa se puede llegar hasta el fin del mundo.


“Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo” – Proverbio árabe


Nadie va a vivir por ti, puede que tu vida no sea como habías imaginado, pero es tuya, solo tú puedes darle sentido. Si estás perdido quizás necesites una brújula que te ayude a encontrar tu camino, si es así, aquí tienes una a tu disposición.


Artículos de Psic. Sandra Bermejo:

Cuento para los que esperan

cuento para los que esperan

Deja que te cuente un cuento… Siempre llevaba sombrero. Leía a Bukowski y escuchaba Marea. Vivía esperando, pero como aquellos que no saben qué esperan. Se perdía en los bares buscando respuestas, perseguía atardeceres y solo dormía bien cuando había luna llena. Parecía un día cualquiera, de hecho, todo apuntaba Leer más…