AUTOAYUDA

autoayudaautoayuda movil

La autoayuda es un concepto amplio y controvertido, para algunos es un recurso capaz de revolucionar su vida, hay quienes la cuestionan, y otros la consideran un método paliativo.


Al final, “ayudarse a sí mismo” es una práctica deseable y necesaria. Mientras mejor cuidemos de nosotros más ocasiones tendremos de disfrutar una vida plena.





¿Qué es la autoayuda?



La autoayuda es el soporte que una persona se brinda a sí misma, para afrontar una situación difícil o cultivar una sensación de bienestar personal.


Se caracteriza por prescindir de la supervisión de terceros (psicólogos, médicos, o mentores), durante todo el proceso de mejora.


Su objetivo es adquirir recursos útiles y desarrollar habilidades aplicables a la vida diaria, principalmente en el área emocional.


autoanalisis

Efectividad de la autoayuda



Como todo proyecto, influyen el método utilizado y el empeño que se le dedique. Un proceso de autoayuda eficaz consta de los siguientes elementos:


  1. Objetivo medible
  2. Análisis del entorno y condiciones personales
  3. Investigación y documentación
  4. Verificación de las fuentes
  5. Selección de recursos de autoayuda
  6. Estudio de los recursos de autoayuda
  7. Creación de un plan de acción
  8. Puesta en marcha
  9. Autoevaluación constante

La autoayuda resulta muy eficaz cunado se plantean objetivos medibles, y se utiliza para problemas que no requieren ayuda profesional.


Un proceso de autoayuda, es en si mismo un aprendizaje autodidacta basado en una experimentación de “ensayo y error” hasta lograr resultados.


¿Qué son los recursos de autoayuda?

Son muchos los recursos de autoayuda a los que podemos acceder: libros, audios, videos, cursos, conferencias, seminarios, entre otros.


libros recursos

Los recursos de autoayuda son imprescindibles en un proceso de mejora personal. Como consecuencia de su estudio podemos conseguir:


  • Autoconocimiento
  • Gestión de emociones
  • Desarrollo de habilidades
  • Disfrutar una vida con mayor sentido
  • Depurar ideas negativas y recuperar perspectiva
  • Aumentar la confianza en uno mismo
  • Mejorar la autoestima
  • Conectar mejor con las demás personas
  • Sirven como vía de desahogo y consuelo emocional
  • Ayudan a resolver dificultades de forma práctica




Consideraciones Importantes



El concepto técnico de autoayuda, es muy distinto a la filosofía de marketing de los “happines sellers”, gurús y demás tipos de charlatanería.


Debido a esto es importante identificar sus contenidos. Te recomendamos encarecidamente evitar cualquier “fórmula de la felicidad”, “estrategia oculta”, o “método infalible”.


Un proceso de autoayuda serio requiere mucho autoanálisis y esfuerzo. No hay estrategias fáciles ni mágicas, quien te diga lo contrario está más interesado en tu compra, que en tu bienestar.


Por lo tanto, verifica bien tus fuentes y recurre a instituciones y autores cualificados, con buena reputación y experiencia profesional (de preferencia clínica).


verificar fuentes

Cuando la autoayuda no basta

Situaciones en las que la autoayuda no funciona: trastornos mentales, crisis emocionales, dilemas existenciales, adicciones, pérdidas no superadas, experiencias traumáticas, violencia física o psicológica y problemas legales.


Cualquier situación que comprometa la calidad de vida, incapacite o ponga en riesgo la integridad propia o de terceros requiere atención profesional.


No establezcas expectativas fuera de tu alcance, el mejor “termómetro” es tú estado anímico y las posibilidades que percibes en cuanto a la solución del problema.


Cómo dice el refrán: “No apuestes nada que no estés dispuesto a perder”. Si tienes inquietudes o no estás seguro de solicitar atención profesional, puedes consultar el apartado ¿Necesito Ayuda Psicológica?



Autoayuda y Desarrollo Personal



La autoayuda va de la mano con el desarrollo personal. Entendiendo como desarrollo personal el perfeccionamiento de cualidades y estrategias para ser mejor persona.


Esta fusión de autoayuda y desarrollo personal, implica un trabajo constante de autoevaluación, donde la persona se sumerja en su mundo interno, y por lo tanto mejore la percepción de sí misma y sus circunstancias.


camino

Quienes decidan aventurarse en un proceso de autoayuda, deben establecer un fuerte compromiso con su desarrollo personal, ya que es un trabajo a realizar de forma responsable, y es la única manera de conseguir resultados.


Si emprender un proceso de autoayuda te resulta demasiado complejo o difícil, la estrategia probada para lograr un desarrollo personal es acudir a terapia.





Es cuestión de evaluar nuestros alcances y ser honesto con uno mismo. Al final, el objetivo de toda terapia es capacitar a la persona para valerse por sí misma, y lograr por cuenta propia aquello que más desea.